Reconocen calidad de Cobb Caribe

El esfuerzo, la entrega y la dedicación a la excelencia de Cobb Caribe, responsable de más del 50% de la producción de pollos de engorde de República Dominicana, se vieron recompensados cuando después de un riguroso proceso de auditoría le fuera otorgado el certificado de calidad ISO 9001-2008.

Esta certificación garantiza a los usuarios que la empresa cumple con los requisitos de inocuidad y salubridad que se exigen para la producción de carne.

En el acto de reconocimiento celebrado en el Hotel Jaragua se conmemoraron también los dieciocho años de la llegada del primer lote de reproductoras pesadas a República Dominicana.

“Esta certificación es un acontecimiento trascendentalmente importante para la historia del sector avícola de República Dominicana”, dijo Wilfredo Cabrera, presidente de Cobb Caribe en su alocución.

La llegada al país de este magnífico proyecto representó un absoluto cambio en el paradigma de la producción avícola nacional. Iniciando el nuevo proceso de cómo manejar una línea genética de conformación en un país acostumbrado a manejar reproductoras clásicas.

Durante este tiempo la empresa matriz Cobb Internacional ha invitado a un grupo de productores nacionales cada dos años con el objetivo de presentarles los avances en el área de investigación y desarrollo en el área.

“Los obstáculos presentados al principio para crear una plataforma nacional fueron salvados y la compañía aceptó instalar un proyecto de abuelas de genética avanzada en nuestro país. Cabe destacar que este hecho estuvo condicionado a que los productores nacionales sobrepasaran las 500, mil productoras pesadas en el tiempo acordado”. Añadió.

Cabe destacar que en 2004 Cobb Caribe, S.A inició su proceso productivo y en tan solo 3 años duplicó el volumen de venta.

Esta empresa tiene un elevado nivel de responsabilidad social marcada por el éxito de sus operaciones en el país, es necesario resaltar el apoyo del servicio técnico de la empresa matriz, misma que de manera permanente y en todas las áreas productivas asume como reto propio el avance local.